Deutsch   English


 

World Free of Nuclear Weapons & Culture of Peace
Fair Global Governance & Sustainability
Founded in February 1983

GLOBAL PARTNERSHIPS

Be the Change Initiative

The adoption of the 2030 Sustainable Development Agenda, with its core set of 17 Sustainable Development Goals (SDGs), are the UN’s blueprint for achieving a happier and healthier world by 2030. But how do we all manifest these goals in our own lives? The Be the Change Initiative provides an opportunity for all of us to better “walk the talk” when it comes to the SDGs. This initiative guides and encourages us to live more sustainable in work and at home by changing our consumption patterns, using active transport such as cycling, and buying local foods.

News & Analysis

Una agencia del desarrollo de Japón ayuda a Kenia en su lucha contra la tuberculosis

por Robert Kibet

 NAIROBI (IDN) - A Catherine Nduta, de 26 años, se le diagnosticó tuberculosis multirresistente (MDR-TB) en 2012 cuando estudiaba su tercer año en una de las universidades de Kenia, donde realizaba un curso de ingeniería civil.

"Estaba embarazada de casi 6 meses, así que no pude comenzar el tratamiento contra la MDR-TB. Tenía que esperar a dar a luz para poder comenzar a tomar la mediación o continuar con la medicación normal de la tuberculosis hasta que naciera el niño", dijo Nduta en un foro organizado por StopTB Partnership Kenya, que atrajo a miembros del Parlamento de Kenia.

"Finalmente indujeron el parto y mi bebé nació antes de tiempo para que yo pudiera comenzar con la medicación. 12 meses de inyecciones y 24 meses de tomar 18 pastillas al día: era muy difícil", dice esta mujer, ahora madre de un niño.

Nduta no sufre sola la MDR-TB. Nairobi y Mombasa, las dos ciudades más grandes de Kenia, albergan el mayor número de casos de tuberculosis normal debido a la pobreza de los asentamientos urbanos y al gran número de población.

El 60 por ciento de los 3,5 millones de personas que viven en Nairobi se encuentran en suburbios por un déficit inevitable de viviendas, instalaciones sanitarias y nutrición, que provoca que las personas sean vulnerables a la infección.

"La tuberculosis resistente a los medicamentos (DR-TB) es una amenaza emergente en Kenia por la dificultad de su diagnóstico y tratamiento. Su tratamiento tarda cerca de 20 meses y requiere un coste directo de medicinas de hasta 3 millones de chelines kenianos (equivalente a unos 28 000 USD)", explicó a IDN el Dr. Enos Masini, director de tuberculosis, lepra y enfermedades pulmonares del Ministerio de Sanidad de Kenia.

"La mayoría de aquellos que sufren de tuberculosis son pobres y no pueden permitirse el tratamiento", añadió.

Con esto en mente, la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA) está comprometida con la ayuda a Kenia para luchar contra la tuberculosis. Junto con Sudáfrica y Zambia, esta nación del este de África se encuentra entre los tres países con tuberculosis endémica en África.

Mientras los funcionarios de salud pública estaban preocupados en 2013 por el aumento de casos de cepas de tuberculosis resistentes a los medicamentos, JICA donó equipamiento de alta tecnología para el examen de la tuberculosis con un valor de 32 millones de chelines kenianos (unos 313 528,96 USD).



Fortalecer la capacidad de los laboratorios y su red (la aplicación de nuevos métodos de pruebas en los laboratorios como el uso de microscopios fluorescentes, mejorar las pruebas de vulnerabilidad a los medicamentos para identificar DR-TB y mejorar el control de calidad y los test) ha el área principal de asistencia en el control de la tuberculosis en los últimos años", dijo a IDN Keiko Sano, representante jefe de JICA en Kenia.

JICA donó también 102 microscopios fluorescentes LED al Ministerio de Sanidad Pública de Kenia. El país solo tenía 20 de estas máquinas en todas las instalaciones de la sanidad pública.

Kenia se encontró con un dilema en 2014 debido a la falta de medicamentos para la MDR-TB, y se vio obligado a tomarlos prestado de Malaui y la vecina Uganda.
"Fue bastante embarazoso", dice Evlyn Kibuchi, coordinadora jefe nacional de StopTB Partnership Kenya, una organización que reúne socios contra la tuberculosis.

Sano dijo que la comunidad internacional en su conjunto, no solo JICA, tiene la opinión de que la financiación doméstica es esencial para el control sostenible de enfermedades de gran carga como la tuberculosis.

"Nos agrada el compromiso del gobierno de Kenia para aumentar gradualmente su financiación doméstica. También la integración de servicios relacionados con la tuberculosis con otros servicios de salud pueden ahorrar costes. Mantener la calidad de los servicios integrados en este contexto es crucial", explicó a IDN en una entrevista el representante jefe en Kenia de JICA.

Mientras Japón acepta por completo las 17 Metas de Desarrollo Sostenible (SDG) que relevarán en diciembre a las Metas de Desarrollo del Milenio (MDG) para los próximos 15 años, dijo Sano, el control de enfermedades contagiosas, incluida la tuberculosis, está todavía en un lugar prominente en la agenda de la JICA.

"Japón ha lanzado recientemente su nueva política de salud global para cinco años (2016-2020). Estamos comprometidos con la ayuda a Kenia para lograr la cobertura sanitaria universal (UHC) y creemos en fortalecer los sistemas de salud, que es la base para que programas de enfermedades específicas funcionen mejor", añadió Sano.

James Murgor, miembro del Parlamento keniano y miembro del comité de sanidad del parlamento nacional, está preocupado por el cansancio de los donantes en vísperas de que esta nación de África Oriental sea clasificada como país de ingresos medios. Él aboga por una mayor financiación gubernamental para tratar la tuberculosis.

Murgor se refiere a las últimas estimaciones del Banco Mundial con relación a la Renta Nacional Bruta (GNI) per cápita, que continúa mostrando un mejor rendimiento económico en muchos países de baja renta, con Bangladesh, Kenia, Myanmar y Tayikistán ahora como países de renta de baja a media, junto a aquellos países con rentas anuales de 1046 dólares a 4125 dólares.

"Para nosotros aquí en Kenia, la lucha contra la tuberculosis está financiada al 40 por ciento por el gobierno y al 60 por ciento financiada por donantes, lo cual es arriesgado", explica Murgor la razón de su ansiedad.

Según el Ministerio de Sanidad, "la tuberculosis sigue siendo una causa importante de mortalidad y preocupación en Kenia. Afecta a todos los grupos de edad, pero causa los mayores daños en el grupo de edad más productivo, de 15 a 44 años". Se calcula que acaba con 60 vidas cada día en Kenia.

Además, como dice Kibuchi, "la tuberculosis es bastante cara cuando hablamos del empleo. Conduce a absentismo, interrupción del flujo de trabajo, pérdida de productividad y un coste directo para la persona afectada".
Se estima que en todo el mundo se pierden unos 13 000 millones de dólares estadounidenses debido a la tuberculosis, mientras Kenia pierde unos 110 millones de dólares.

Takashi Miura, asesor sobre tuberculosis de JICA, coincide con Kibuchi y argumenta que la carga financiera es considerable para pacientes de MDR-TB ya que el tratamiento duraría hasta dos años.

"Incluso aunque el tratamiento fuera gratis, los pacientes podrían no poder trabajar productivamente durante la duración del tratamiento, por lo que la pérdida de ingresos sería inevitable", dijo a IDN. [IDN-InDepthNews – 20 de octubre de 2015]

This article is part of a media project of Global Cooperation Council and Devnet Tokyo.

Partners

InDepthNews
 
 
Nuclearabolition
 
International Press Syndicate
 
Fostering Globalcitizenship
 
Soka Gakkai International (SGI)
 
ICAN | International Campaign to Abolish Nuclear Weapons
 
財団法人 尾崎行雄記念財団
 
 IPPNW