Deutsch   English


 

World Free of Nuclear Weapons & Culture of Peace
Fair Global Governance & Sustainability
Founded in February 1983

GLOBAL PARTNERSHIPS

Be the Change Initiative

The adoption of the 2030 Sustainable Development Agenda, with its core set of 17 Sustainable Development Goals (SDGs), are the UN’s blueprint for achieving a happier and healthier world by 2030. But how do we all manifest these goals in our own lives? The Be the Change Initiative provides an opportunity for all of us to better “walk the talk” when it comes to the SDGs. This initiative guides and encourages us to live more sustainable in work and at home by changing our consumption patterns, using active transport such as cycling, and buying local foods.

News & Analysis

El agua permanece en gran medida marginada en las negociaciones sobre el clima

Por Thalif Deen

NACIONES UNIDAS (IPS) - El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, cambió el foco de atención al "número récord" de eventos relacionados con el clima extremo, sobre los cuales está siendo testigo el mundo estos días.

Con un ojo en las próximas conversaciones sobre el cambio climático en París, advirtió que en el Pacífico Sur hay islas enteras en riesgo, principalmente amenazadas por un aumento del nivel del mar.

En el sureste de Brasil están sufriendo la peor sequía en 80 años. En California, es la peor sequía en un siglo, además de los incendios forestales.

En Malawi, hay un récord de inundaciones. Y en el Ártico, pueblos enteros están en peligro, dijo Kerry, al hablar en la Escuela de Estudios Globales e Internacionales de la Universidad de Indiana, el 15 de octubre.

A pesar de la advertencia de Kerry, el papel del agua sigue siendo un tema relativamente descuidado en el período previo a las conversaciones de París, mientras que el enfoque principal ha estado en las emisiones de carbono.

Reforzando la necesidad de la seguridad del agua, Louise Whiting, Analista Principal de Políticas de Seguridad del Agua y el Cambio Climático en WaterAid del Reino Unido, dijo a la IPS que los más pobres se ven afectados más por el cambio climático, lo cual se advierte principalmente a través del agua: demasiada (inundaciones y el aumento el nivel del mar), muy poca (sequías), en el momento equivocado (patrones climáticos impredecibles) o de mala calidad (demasiado salada o contaminada).

Los más de 650 millones de personas pobres y marginadas que dependen de las fuentes de agua inseguras serán cada vez más vulnerables, ya que estas fuentes están muy expuestas a las amenazas relacionadas con el clima.

Por ejemplo, señaló, las inundaciones pueden anegar pozos entubados, y las fuentes naturales de agua dulce pueden contaminarse con agua de mar salada.

Y en el período previo a las negociaciones climáticas de la ONU de este año, del 30 de noviembre al 11 de diciembre en París, WaterAid ha pedido a la comunidad internacional que trabaje en la seguridad del agua, que incluye en primer lugar, tener acceso al agua, el saneamiento y la higiene, una prioridad cuando se trata de ayudar a los países pobres a adaptarse al cambio climático.

Whiting dijo que unas instalaciones de agua, saneamiento e higiene adecuados mejoran la salud, la educación y la estabilidad económica de las personas, haciéndolas más resistentes al cambio climático. "También debemos garantizar que el dinero fluye desde las personas que causaron el problema a los menos capaces de hacer frente al mismo".

En 2010, la Asamblea General de la ONU votó una resolución que reconoce el agua y el saneamiento como un derecho humano.

Y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha dicho en repetidas ocasiones que el agua potable y el saneamiento adecuado son cruciales para reducir la pobreza, que es crucial para el desarrollo sostenible y crucial para lograr todos y cada uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, que terminan en diciembre.

Sin embargo, los 17 nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) adoptados por los líderes mundiales el 25 de septiembre, también señalan el agua y el saneamiento como temas clave en la agenda de desarrollo posterior al 2015 de la ONU.

En 2030, las Naciones Unidas esperan alcanzar el acceso universal y equitativo al agua potable y al alcance de todos; mejorar la calidad del agua mediante la reducción de la contaminación, eliminar vertidos y minimizar la liberación de productos químicos y materiales peligrosos; y aumentar sustancialmente la eficiencia del uso del agua en todos los sectores y garantizar los desechados sostenibles y suministro de agua dulce para hacer frente a la escasez de agua, y reducir sustancialmente el número de personas que sufren de escasez de agua.

Whiting dijo a la IPS que WaterAid se centrará en la mejora del acceso al agua potable y a un inodoro decente para las comunidades pobres.

"A través de nuestro trabajo aumentamos la capacidad de almacenamiento de agua y fortalecemos la supervisión del suministro de agua, por lo que las sequías se pueden detectar con antelación. Donde las inundaciones sean un problema, como por ejemplo en Bangladesh, hacemos una infraestructura más robusta donde sea necesario, y también ayudamos a las comunidades a unirse y valorar su propia vulnerabilidad para que puedan exigir mejores servicios a sus gobiernos".

WaterAid también está ayudando a 29 comunidades en todo el África Occidental a hacer frente a la escasez de agua y ser cada vez más resistentes a las amenazas climáticas, en particular ayudando a mejorar la forma en que manejan sus propios recursos hídricos.

En Burkina Faso, donde la estación seca ya tiene una duración de hasta ocho meses al año, muchas comunidades viven una existencia precaria. El cambio climático no hará sino exacerbar su situación.

WaterAid está combinando pozos adicionales, diques de arena y mejoras en los pozos existentes junto a la formación de la población local para convertirse en expertos en agua.

Estos expertos, dijo, están revolucionando las capacidades de las comunidades para controlar su propio abastecimiento de agua mediante la medición de los niveles de agua, seguimiento de la lluvia, previsión amenazas y detección de patrones de datos emergentes, para que sepan qué agua se puede utilizar, en qué momento del día y en qué cantidades.

También están proporcionando esos datos a los sistemas de vigilancia del gobierno, para ayudar a construir una imagen nacional más coherente de los patrones climáticos en todo el país.

"A la naturaleza no le importa si usted es un pobre agricultor de subsistencia en Burkina Faso o un contable en California", dijo Whiting.

"El cambio climático nos afectará a todos. Sin embargo, tendrá un impacto mayor en los que menos han contribuido al problema".

Los líderes mundiales reunidos en París deben comprometerse a proporcionar el apoyo técnico y financiero necesario para ayudar a los países pobres a adaptarse a los cambios que se avecinan, declaró.

Según las Naciones Unidas, alrededor de 2600 millones de personas han obtenido acceso a fuentes mejoradas de agua potable desde 1990, pero 663 millones de personas todavía están fuera de este acceso, y al menos 1800 millones de personas en el mundo usan una fuente de agua potable que está contaminada con materia fecal.

Entre 1990 y 2015, la proporción de la población mundial que utiliza una fuente mejorada de agua potable ha aumentado del 76 por ciento al 91 por ciento.

La ONU también señala que la escasez de agua afecta a más del 40 por ciento de la población mundial y se prevé que aumente (20 de octubre de 2015).

Este artículo forma parte del proyecto de medios de IPS North America en conjunto con el Consejo de Cooperación Global y Devnet Tokio.

Partners

InDepthNews
 
 
Nuclearabolition
 
International Press Syndicate
 
Fostering Globalcitizenship
 
Soka Gakkai International (SGI)
 
ICAN | International Campaign to Abolish Nuclear Weapons
 
財団法人 尾崎行雄記念財団
 
 IPPNW